miércoles, 28 de octubre de 2015



MUERTE DE CONRADO CASTILLO VILLANUEVA 
Y 13 AGRARISTAS MÁS EN 1935


En las primeras décadas del siglo XX, el agrarismo en Tamaulipas está significado por el latifundismo de la tierra, el cacicazgo, también por la lucha real proletaria a la dotación de parcelas y el incongruente control político del campesinado descuidando la elemental producción y modernización agrícola.


1.- Conrado Castillo Villanueva



La ambición de algunos gobernantes post-revolucionarios por acumular capital político a través del corporativismo de una iletrada clase rural, deriva en una seria crisis que provoca la división ejidataria en centrales antagónicas, causada por las pugnas entre el llamado maximato de Plutarco Elías Calles y el cacicazgo de Emilio Portes Gil.



Es en este contexto como el 28 de septiembre de 1926 nace la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Tamaulipas -de las primeras en el país- que cae en la manipulación cuantitativa política antes que el desarrollo cualitativo de la producción.

2.- hacienda Los Borregos en agosto de 1913 en Matamoros



El primer reparto de tierras del país en la hacienda Los Borregos en agosto de 1913 en Matamoros marca el inicio real de la política agraria que seguiría Francisco I. Madero en 1915 y con su antecedente en Tamaulipas de la Ley Ejecutiva del Reparto de Tierras del maderista Alberto Carrera Torres en marzo de 1913, primera normativa nacional del país.

3.- TITULO DE PROPIEDAD EXPEDIDO POR LUCIO BLANCO EL 6 DE OCTUBRE DE 1913


El Partido Socialista Fronterizo organizado por EL Lic. Emilio Portes Gil en 1924 es otro soporte de la fundación de la Liga de Comunidades Agrarias el 28 de septiembre de 1926, creada también por Emilio e integrada por 120 ejidatarios, pertenecientes al PSF, refiere el historiador David Piñera Ramírez, en su libro Visión Histórica de la Frontera Norte de México, editado en México por la UNAM.



Emilio Portes Gil es gobernador electo de Tamaulipas del 5 de febrero de 1925 al 5 de febrero de 1929, lapso que no concluye por ocupar diversos cargos nacionales, incluido el de Presidente de la República Interino a raíz del asesinato del Presidente Álvaro Obregón en el año de 1929. En ese período fue notorio su apoyo a la organización política de los ejidatarios.



Los grandes luchadores agrarios se unieron para avanzar, se organizaron para alcanzar y consolidar metas de bienestar familiar: Fue mucha la sangre derramada, muchas las injusticias de caciques y terratenientes, muchas voluntades insatisfechas…”, observa en su portal el organismo campesino en la entidad.

5.- 1935 Conrado Castillo


LAS ZONAS AGRÍCOLAS; CALLISMO CONTRA PORTESGILISMO.



Réplica del Carrancismo, los gobernadores constitucionalistas Luis Caballero y César López de Lara ignoran la política agraria en Tamaulipas, dedicando en cambio su ayuda a los intereses de hacendados y rancheros.



Con todo ello, los seguidores de Portes Gil o portesgilismo otorgan el impulso campirano en su período de 1919 a 1947, apoyado en Marte R. Gómez, Graciano Sánchez, Bernardo Turrubiates, Conrado Castillo Villanueva, José de Escandón, Magdaleno Aguilar Castillo y otros que fundan la Liga de Comunidades en aquel 1926.



El apoyo del gobernador Portes Gil al campo se ejecuta con la dotación de 150 mil hectáreas en su período de 1925-1929, creándose 163 comunidades para más de 10 mil 100 campesinos. En el Sur del estado se incorporan a la economía ejidal los centros agrícolas Armenta, Villa de Aldama, Tancol, Magiscatzin, González, Villa de Juárez, V. Cecilia, Xicoténcatl, Columbus, Cues de Palmas, Miramar y El Conejo, para producir caña, maíz, frijol, plátano, naranja, tomate, pepino.



En el Centro se crean La Sanjuana, Marroquín, Hidalgo, Carrizos, La Garita, El Saucillo, Santa Engracia, Los Mapaches, San Rafael, El Roble, Garza Valdez, San Patricio, Garrapatas, Caballeros, La Misión, El Refugio, Santa Ana, Barretal, Maguiras y otros,



En el Norte surgen los ejidos Río Bravo, Villa Reynosa, El Carrizo, Camargo, con el trabajo modernizador de Portes Gil a través de Marte R. Gómez para llevar crédito a la incipiente empresa ejidal y de pequeños propietarios, añadiendo la construcción de canales de riego.



Pero en 1926 las fuerzas opositoras a Portes Gil dentro del Congreso Estatal intentan destituirlo. Para febrero de 1933 es Gobernador el doctor Rafael Villarreal, anti-agrarista y enemigo de Portes, quien como instrumento corrupto del presidente Calles pretende desmantelar la red campirana de Emilio, ya Procurador de Justicia de la Nación. Como la fuerza real de Portes Gil está en el campesinado, el villarrealismo golpea a la fuerza ejidal e intenta controlar a la Liga de Comunidades Agrarias, encarcelando a Don Magdaleno Aguilar, Don Arsenio Saeb y Don José Escandón. Además de la campesina portesgilista llamada Legítima, dirigida por Conrado Castillo Villanueva surge la gubernamental u oficial.



MAGDALENO AGUILAR ACUSA AL GOBERNADOR




Por terminar el Callismo y con Plutarco Elías como Secretario de Hacienda, el Gobernador tamaulipeco Villarreal apoya pasar por las armas a Conrado Castillo Villanueva y a 13 campesinos más en el ejido Las Bayas del municipio de Ocampo el 6 de abril de 1935, cometido por colonos militares de esa comunidad, apoyados por el gobernante. El crimen queda impune y apenas se investiga.

6.- 1935 Plutarco Elías Calles


La masacre de ejidatarios desata una fuerte movilización de protesta en la entidad. El caso llega al Congreso de la Unión que nombra una comisión que viene a Tamaulipas a investigar, solo para informar que los hechos carecen de móvil político o agrario, calificándolo como “disgusto personal por cuestión de una mujer”.



Pero la Liga Campesina legítima, la de Conrado Castillo tiene otra versión; la que a través de José Escandón y Magdaleno Aguilar acusan al Gobernador Villarreal como autor intelectual del crimen y en telegrama dirigido al Congreso de la Unión tres días después y a nombre de 20 mil campesinos afirman que los asesinos son “individuos adictos al Gobernador”, “quien por estos medios trata de desorganizar nuestra federación”.



Conrado nace en Tula en 1894, hijo de Porfirio Castillo e Isabel Villanueva, simpatizantes de Alberto Carrera Torres en esa región. Funda los primeros ejidos en González, fue Diputado Local y Federal Suplente, Secretario de la Liga de Comunidades Agrarias en 1932-1933 y leal a Emilio Portes Gil,



Luego de los abusos, asaltos y violencia por soldados de las colonias militares de Ocampo en contra de ejidos aledaños a su feudo en febrero de 1935, en marzo siguiente visita Victoria el Presidente Lázaro Cárdenas a quien le es expuesto el clima de intimidación y delitos cometidos por los militares.



Los militares se oponen a la resolución Presidencial agraria que les afectaba sus pretensiones de apoderarse de tierras. Es bajo este clima de tensión armada que Conrado Castillo, Arnulfo Piña, Herculano Camacho y cinco campesinos más acuden a Las Bayas, donde atienden una comisión campirana para iniciar gestiones y fundar un ejido en el predio del carrancista General Nicanor Piña.



MILES DE CAMPESINOS ARMADOS PROTESTAN



Estaban en una choza de palma “cuando intempestivamente son agredidos por un grupo de guardias blancas al servicio de los terratenientes, resultando muertos 14 campesinos. El caso más dramático fue cuando el líder Conrado Castillo fue arrastrado a cabeza de silla por Piña y su gente, truncando así las aspiraciones de uno de los impulsores más notables del agrarismo”.

7.- Gral Luis Caballero


Las protestas llegan al más alto nivel en México, el tamaulipeco Graciano Sánchez acusa al Gobernador Villarreal de la muerte de más de 300 campesinos. El funcionario acude con su protector Calles pero este ya nada puede hacer por su distanciamiento con el Presidente Lázaro Cárdenas, quien luego habría de exiliar al antes jefe del maximato.



El presunto autor de la masacre, Villarreal pide licencia de 15 días en junio. Pero los campesinos exigían justicia contra el Gobernador y amenazan con movilizaciones de miles de ellos armados en algunas ciudades tamaulipecas, hasta que el presidente Cárdenas pide la renuncia definitiva al gobernador el 17 de agosto de 1935, a cuatro meses del crimen de Conrado.

8.- Gral Cesar Lopez de Lara Retrato Oficial


Los efectos se registran con violencia en el estado y el país. Son desaforados los diputados callistas Praxedis Balboa e Ildefonso Garza, ya siendo Gobernador Enrique Canseco. El Lic. Portes Gil sufre las secuelas de su ausencia del país, pues resiente la división de la Liga de Comunidades Agrarias y solo una facción le sigue fiel.















CASI IGNORAN A LA ESPOSA VIUDA



A los 26 años de edad, Conrado se casa con Severiana González en Aldama, Tam., el 22 de abril de 1920, quienes tienen tres hijas, Cordelia, María Luisa y Eufemia. Se van a vivir a estación González, donde el agrarista es Jefe de Policía y gestiona la creación de los primeros nueve ejidos en el Municipio, afectando al latifundista Manuel González Álvarez.



9.- Doña Eufemia Castillo hija de Conrado Castillo


Su hija Eufemia comentaba que la familia se dio cuenta que en Victoria tenía otra mujer (1928) que era una maestra, pero que su papá iba a verlas (a sus tres hijas) periódicamente a Santa María, en Casas



Refería Eufemia, que ella tenía nueve años cuando les avisaron que en la sierra habían matado a su padre y su mamá se va a Victoria a los funerales “pero que casi no la tomaron en cuenta, pues la mujer que tenía Don Conrado Castillo en Victoria recibía las condolencias y no su legítima esposa”.



Eufemia Castillo Villanueva decía que era su padre, con una personalidad reconocida en todo Tamaulipas por su inquietud justiciera y aspiraciones políticas dentro del agrarismo su popularidad había crecido al grado que se mencionaba a Conrado como candidato a la gubernatura del estado.



‘TANTO QUE SE LUCHÓ PARA VENDER LA TIERRA’



Las luchas agrarias que en el pasado se han teñido de sangre, por parte de la Liga de Comunidades Agrarias confirma que en el pasado lo que se pretendía era tener la tierra para trabajarla, según el movimiento que inicia Zapata. “Así era en aquella época, hubo de todo, ¿y ahorita qué?, tanto que se luchó por esos pedazos de tierra para los campesinos y ya se están vendiendo, de que sirvió tanta sangre derramada por aquellos hombres que defendían un ideal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario