miércoles, 2 de diciembre de 2015

“PROYECTO DE GALERÍA DE LAS MUJERES EXTRAORDINARIAS VICTORENSES”



Doña Carolina Balboa Gójon de Valdez Rojas

1927 Dr. Antonio Valdez Rojas y Srita. Carolina Balboa Gójon.

Se ha considerado a la Maestra Carolina, la pionera de la Didáctica Moderna en Tamaulipas.
Doña Carolina salió adelante en su trabajo docente, sus clases fueron efectivas por ser activas, participativa, de acuerdo a las condiciones reales con fuerte tendencia al desenvolvimiento de las capacidades intelectuales y de un marco de respeto a la naturaleza del educando.
En 1921 ingresó al cuerpo docente en la especialidad de Geografía a la Escuela Normal y Preparatoria del Estado, invitada por el Lic. Fidencio Trejo Flores, Director de la misma, donde enriqueció su labor educativa. Fundó el Museo de Geografía e instaló la cabina o Salón de Geografía, donde encontró gran número de materiales que le eran útiles para el desenvolvimiento de su labor y la obtención de mejores resultados en cuanto al aprendizaje y aprovechamiento del alumno. Realizó sus estudios de Maestría en la especialidad de Geografía en la Escuela Normal Superior de México, que en aquel entonces se le denominaba Escuela de Altos Estudios. Al referirse a esa época la Maestra María Luisa Rojas Charles dice: “Allá en esa institución, ¨Caro¨, invadida de placer, bebía en aquellas fuentes del saber, entre otros maestros venidos de España, lo que anhelaba, cual si fuera hambrienta, rectificando o ratificando un gran acervo de conocimientos”.
“Caro” fue una mujer intrépida, decidida y resuelta sí, definitivamente hambrienta de saber para servir mejor, maestra activa, verdadera pionera de la Didáctica Moderna en Tamaulipas. Nació en Victoria, Tamaulipas, el 27 de junio de 1895, fueron sus padres El Dr. Praxedis Balboa Vera y la Sra. Eladia Gójon. De su matrimonio con el Dr. Antonio Valdez Rojas, nacen sus hijos: Laura Elena y Antonio Carlos. Su encuentro con el Omnipotente fue en esta ciudad el día 24 de julio de 1970.


Doña Aminta Blanco Núñez de Cáceres de Mainero

1900 Doña Aminta Blanco Núñez de Cáceres de Mainero

            En Ciudad Victoria nació Doña Aminta el 14 de julio de 1864. Mujer de gran temple, de gran fortaleza  y  nobles sentimientos, vivió noventa y ocho años. Con su comportamiento supo  dar testimonio a Dios y a su digno esposo el C. Lic. Don Guadalupe Mainero Juárez. Falleció en su ciudad natal el 16 de agosto de 1962, sus restos descansan,  en la tumba familiar ubicada en el cementerio municipal de esta Capital.
             En 1897 vivió Don Guadalupe Mainero con su esposa y sus hijos, en un inmueble ubicado en la calle ocho, entre Hidalgo y Juárez del plano oficial de Ciudad Victoria, por cierto que dicha vivienda no era de su propiedad, ellos pagaban renta. A la  muerte del Lic. Mainero,  Doña Aminta pasó a vivir  con sus cuatro hijos y el que estaba por nacer a una casa que su esposo le había comprado en la calle Hidalgo y 20. Casa que el Lic. Mainero, siendo Gobernador, hipotecó para  tener dinero para poder terminar de construir el camino a Tula. Poco tiempo vivió en ella pues prefirió rentarla a fin de pagar dicha hipoteca. Fue a radicar a una pequeña casa de techo de lámina que había hecho en un solar de su propiedad en las calles 15 entre Bravo y Allende. Propiedad que compró, sembró árboles y construyó cinco jacales en los cuales permitía que vivieran familias con verdaderos y probados problemas económicos, como un sencillo homenaje a la memoria de su esposo y un acto revelador a su alma pía.
Organiza con motivo de las festividades del Primer Centenario de la Iniciación de la Independencia, la Sociedad Cooperativa Femenil ¨Hijas de Hidalgo¨ en la cual fue electa Presidenta. Esta Asociación promovió la construcción del Monumento a los Héroes de la Independencia, inaugurado el 18 de septiembre de 1910 por Ella y Don José B. Castelló, Gobernador del Estado, con un costo de $16 000.00 pesos  

1910 Sociedad  “Hijas de Hidalgo”, Doña Aminta al centro.


Antes de ir al llamado del Omnipotente, Doña Aminta Blanco de Mainero  donó su piano de cola a la Casa del Arte.
Durante su viudez que se prolongó 61 años, hizo honor al Padre de los Pobres como así llamaba el pueblo a su esposo el Lic. Mainero. La exquisita presencia de Doña Aminta en Victoria la convirtió en una mujer imprescindible en todos los eventos sociales, humanitarios y en favor de todas las causas nobles y de beneficio común.

Maestra Estefanía Castañeda Núñez de Cáceres



Nació el 8 de octubre de 1872 en Ciudad Victoria y falleció el 22 de febrero de 1937 en la Ciudad de México, sus padres fueron el Médico Militar Don Zeferino Castañeda y la Sra. Doña Manuela Núñez de Cáceres. Recibió su educación elemental de mano de sus padres en Celaya, para después ingresar a la Primaria Superior anexa a la Secundaria de Señoritas de la Ciudad de México, plantel que luego se convertiría en la Escuela Normal de Maestros, donde concluyó sus estudios magisteriales.
La Maestra Estefanía estudió piano y cuando observaba a un grupo de niños que la motivó para conocer las técnicas utilizadas de estas escuelas, acudiendo a buscar escritos de los diversos estudios por Federico Froebel. Siendo Gobernador del Estado el Lic. Guadalupe Mainero, encomendó a la maestra Estefanía y a su hermana Teodosia la fundación de los kindergarten ante el Consejo Nacional de Educación. (Fundó en Victoria la primera escuela de párvulos el 16 de septiembre de 1896), el Consejo era Presidido por el Mtro. Don Justo Sierra. El proyecto fue aceptado por el grupo de pedagogos, dando origen al primer kindergarten implementado en la Ciudad de México. Escribió apuntes que se publicaron con el nombre de  Manuales de Kindergarten en conexión con el primer ciclo de la escuela primaria a través del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Autónoma de México. Cabe destacar que la labor sobre la fundación de los kindergarten no solo se realizó en México, sino que se extendió hacia los Estados Unidos y Honduras, dejando huellas indefinidas en el campo educativo. La maestra Estefanía, ilustre maestra, representa a Tamaulipas siendo la impulsora de la educación inicial al formar los kindergarten en México, EE.UU, Honduras y Guatemala. Debido al desempeño realizado en pro de la educación inicial, reafirmamos el esfuerzo de la profesora que es digna de imitación. Impartió en 1898 cursos prácticos de pedagogía en Ciudad Victoria y en 1900 se le comisionó a la Ciudad de México para formular un programa a fin de fundar en el Estado una Escuela Normal de Señoritas, lo que hizo después por conducto de su hermana Teodosia. Formuló para la Secretaría de Instrucción Pública un proyecto para la organización de los Jardines de Niños que fue aprobada por el Consejo Nacional de Educación, Presidido por Justo Sierra, Ezequiel Chávez, Miguel F. Martínez, Enrique C. Rébsamen y otros.
En 1905 fue designada Inspectora de Escuelas de Párvulos, ingresando en 1906 al Consejo Superior de Educación. De 1920 hasta su muerte, realizó variadas e importantes actividades y funciones en el ramo educativo. Sus restos reposan en la Rotonda de Tamaulipecos Ilustres en Ciudad Victoria, Tamaulipas. La maestra Estefanía, ilustre maestra victorense define al niño como: “Ser el dueño de su trabajo e industria porque utiliza su experiencia para aprender y para manifestar su autonomía”.

En esta Capital se le honra en diversas instituciones de todos los niveles, así como la Escuela Normal Federal de Educadoras que ostenta su nombre; Fallece en la Ciudad de México el 22 de febrero de 1937. Sepultada en el panteón del “Tepeyac”, de donde fueron trasladados sus restos para reposar en su monumento del 15 Boulevard Lic. Praxedis Balboa, de 1974 hasta el 1° de febrero de 1999, fecha en que se depositan para su descanso eterno en esta ciudad en La Rotonda de Tamaulipecos Ilustres.

Monumento a la Maestra Estefanía Castañeda

No hay comentarios:

Publicar un comentario